Follow by Email

sábado, 6 de mayo de 2017

UN FINAL DE CICLO DIFÍCIL



 
ANA MARIA SEGHESSO






La figura de la Conjunción Mayor de Tierra europea de 1842, indica un cielo donde Plutón es protagonista y eje de la balanza, con sus características de gran capital, bancos, crisis, muerte y transfiguración.

El planeta, actualmente retrógrado, transita la casa VI de la Conjunción Mayor de Europa, en conjunción con Mercurio, a quien se unirá en julio-agosto. La próxima conjunción con Sol-Luna será en marzo 2018; se encuentra, además, en cuadratura a Plutón natal, en casa X, y sextil a Urano, en casa IX natal.

El Sol y Urano forman el eje económico, casa II, los recursos y la Bolsa; casa VIII, bancos, reservas nacionales. Los buenos aspectos favorecen el período de relativa calma, los conflictivos, la crisis económica en acto.

Urano en la carta de la Conjunción de 1842, manifiesta los proyectos, el estado laico, la tecnología; se encuentra en sextil con la casa VI, que indica el sector del trabajo, sindicatos, policía,  ejército, industria farmacéutica y la esfera de la salud en general. El aspecto positivo se ha manifestado ampliamente a través de todo el ciclo de Tierra.

Sin embargo, la actual cuadratura de Plutón en tránsito, entre casas VI y X, - poder político -, evidencia una lucha entre poderes ocultos, enfrentados por un predominio totalizador, sin ahorro de golpes traicioneros.

La cuadratura Plutón-Plutón alude a choques políticos en acto o por estallar, transformando el sistema vigente en un nuevo orden político-económico.

A la tradicional oposición entre izquierda y derecha, las dos caras de una misma moneda, se superpone ahora un desafío por un Nuevo Orden, no todavía definido, que el próximo Ciclo de Aire irá ampliando y desarrollando.

En un rápido resumen, se puede afirmar, que el proceso político-económico en acto se ha iniciado en el lejano 1989, en Rusia, triple conjunción Saturno, Urano, Neptuno en Capricornio, en oposición a Júpiter en Cáncer. Luego ha proseguido con la crisis del 2008 y tomado forma en algunos países, como EEUU e Inglaterra, en medio de fuertes polémicas. 

Las elecciones francesas continúan este proceso determinando de alguna manera la cohesión de la UE.

Urano de tránsito, hizo ya su conjunción con Plutón natal, en Aries, casa X.
Es un Urano impaciente por actuar, parece no tener límites a lo que puede concebir en términos de innovación, libertad y dominio.

Los malos aspectos de Plutón-Plutón transitando Capricornio, se suma a la cuadratura de Urano en tránsito con el Ascendiente-Descendiente de la Conjunción Mayor. 

Eventuales luchas sociales  podrían verificarse, si su energía no es dominada. 
Saturno de tránsito contrarresta desde Sagitario, interviniendo con un trígono, que encauza la energía. 

 En octubre 2017 Júpiter entrará en Escorpio y Saturno en diciembre lo hará en Capricornio, reforzando el sector del trabajo y de la economía.

Saturno en sus tránsitos obliga a estructurar una situación, es el esqueleto óseo, frenando el impulso de Urano, dominando su brío. Su tránsito es la muerte de algo o de alguien. En su aspecto negativo significa frustración, en su aspecto positivo, despojarse del exceso para acceder a un nivel superior; es ambición y voluntad para alcanzar un objetivo.

Plutón expresa la voluntad de potencia, condensando todos los instintos sin reglas que lo determinan. Posee además una fuerza formidable, que obliga a realizar el destino en conformidad a tendencias profundas y frecuentemente, indescifrables.
Es un justiciero, que puede castigar o recompensar, si se lo comprende y se asimilan sus fuerzas secretas.

“Energías primitivas que se deben domesticar para evitar ser devorados por ellas”, según A.Barbault.

Es el planeta clave del final del Ciclo de tierra, que exige una energía suplementaria para transfigurar su violencia, en el próximo Ciclo de Aire.