Follow by Email

miércoles, 17 de febrero de 2016

LA CRISIS ECONOMICA Y EL CAMBIO DE CICLO


ANA MARIA SEGHESSO

 

FIN DEL CICLO DE TIERRA



 

En los artículos anteriores describí las correspondencias entre los movimientos astrales y algunos de los acontecimientos económicos del Ciclo Mayor de Tierra, iniciado en 1842 y cuyo fin se verificará el 14 de diciembre de 2020, en Acuario, signo de aire.

Durante los 178 años que duró el Ciclo, se verificaron períodos alternos de calma y de turbulencias, en correspondencia con las figuras formadas por los planetas, que la Astrología lee  como un lenguaje astral.

Según el precepto de La tabla de Esmeralda, que la Astrología profesa



   

Lo que está  abajo es como lo que está arriba, y lo que está arriba es como lo que está abajo.






En la obra de Galileo está presente la noción del Firmamento y la danza de los planetas, como un Libro, que nos revela lo que vendrá:

- "La Filosofía está escrita en ese grandísimo Libro que está abierto permanentemente delante de nuestros ojos - el Universo - pero que no se comprende si antes no se estudia el idioma y no se conocen los caracteres con los cuales ha sido escrito. La lengua de este libro es matemática y los caracteres son triángulos, círculos y otras figuras geométricas"-("Il saggiatore").[1]






***



En la actualidad Plutón transita en el signo de Capricornio donde, con su lentitud característica, marcha sobre cada planeta de la Conjunción de Tierra de 1842, generando los efectos de crisis financiera que estamos viviendo.
El tránsito de Plutón en las actuales circunstancias no pertenece al período de calma.
 
Su posición es disonante, en conflicto con todos los planetas presentes en la Casa X, es decir  Júpiter, Saturno, Venus, Mercurio y los Luminares. [2]
Se puede conjeturar que la crisis comenzada en 2008 evolucionará según las señales determinadas por el tránsito de los planetas, concluyendo el Ciclo en 2020.

Plutón al presente se encuentra en posición disonante sobre Mercurio, en el 17°, provocando la falta de intercambios comerciales y de trabajo – características negativas del planeta. 
Venus, Júpiter y Saturno han sido afectados anteriormente, con la crisis de la Bolsa y del sector inmobiliario.
Estas circunstancias han generado recelo hacia los poderes constituidos, que adolecen de confianza, autoridad y consideración general, -  características de Júpiter disonante - de capacidad de mando y conducta racional,  - características de Saturno disonante.  

En enero de 2019,  último año del ciclo,  Plutón se encontrará sobre la conjunción del sol y la luna del gráfico. 

La zona Euro se ha visto muy afectada por los conflictos monetarios. En mayo de 2010 el ingreso de Urano en Aries, planeta de ruptura de equilibrios, precipitó los acontecimientos, cuando varios países fueron rescatados para evitar su quiebra.

Existe desconfianza en los mercados en respuesta a errores de regulación económica, que amenazan una crisis de recesión en todo el mundo, no obstante las dificultades tengan su origen en los países desarrollados.
Debido a las enormes sumas utilizadas para salvar empresas e institutos financieros, la crisis se convirtió en una crisis de deudas, especialmente en la zona euro. Los ingresos fiscales disminuyeron sensiblemente debido a la austeridad económica y la falta de trabajo generó un aumento de la pobreza en muchos países.

Sin embargo, Neptuno, que se encuentra en posición armónica, aporta un impulso a la creatividad de nuevos esquemas operativos, además de una intuición particular para discernir entre la maraña de propuestas avanzadas por diversos sectores, frecuentemente interesados sólo a soluciones circunstanciales o efímeras.

El ingreso de Saturno en Capricornio, su domicilio,  a fines de 2017 y su posterior conjunción con Plutón, en enero 2020, concluirá el proceso de contracción, iniciándose una nueva orientación que se hará evidente luego de algunos años en que se afirmará la estructura que parte de nuevas bases. 






Urano, liberando de lo inútil, abre nuevas posibilidades de proyectos para el futuro. Sus características positivas facilitan la construcción de nuevos esquemas tecnológicos, en sintonía con el ciclo de Aire que está por inaugurarse formalmente, pero cuyos efectos ya desde hace varios años han comenzado a sentirse y podrán ser analizados con el gráfico correspondiente.









***






















[1] Según Galileo, el Universo es una mente, que se manifiesta a través del lenguaje de los cuerpos celestes, y debe ser interpretado como un sistema simbólico universal, fundamento de la Creación.




[2] La utilización de ésta práctica para juzgar los efectos, se debe a la lentitud de la conjunción Júpiter - Saturno, que impide fijar el momento exacto en que se cumple.
 
Los Luminares tienen precedencia sobre los planetas superiores y por lo tanto es necesario fijarse en la conjunción u oposición del Sol y de la Luna precedente la Conjunción de Júpiter y Saturno y así determinar el Ascendente


El intervalo entre dos Conjunciones Mayores de Saturno y Júpiter, cuando se produce el cambio de triplicidad, es inferior a doscientos años. La Conjunción Máxima se sitúa alrededor de los ochocientos años.